El requisito más importante para la cancelación de un pedido es el estado de envío. Si el pedido ha sido enviado, no hay posibilidad de cancelarlo.


Lo que si puede hacer, es rechazar la entrega cuando el mensajero acuda a su domicilio, o contactar con la mensajería y solicitar la devolución.  Hay que tener en cuenta que los gastos de envío no serán reembolsados.


Cuando recibamos el pedido devuelto, reembolsaremos el importe de los productos  en la misma cuenta con la que pagó, en un plazo máximo de 15 días.