Pensando en momentos de altas temperaturas y puesto que los pedidos viajan en un vehículo normal a temperatura ambiente, hemos consultado con varios laboratorios y coinciden en que:

  • Para que que los componentes de los productos se desnaturalicen deben superar temperaturas de entorno a los 60º centígrados,
  • Estas condiciones deben mantenerse prolongadamente durante horas

Por tanto, en condiciones normales, los productos no deben llegar corrompidos.